lunes, 14 de noviembre de 2016

Cómo arreglar o reparar el lavavajillas


Cada día es más habitual que intentemos por todos los medios arreglar nosotros mismos nuestros electrodomésticos y  hay muchas averías que se pueden solucionar sin demasiada dificultad, teniendo siempre en cuenta que si lo vemos demasiado complicado, probablemente nos compense llamar a un profesional.

Hoy queremos contarte, cómo arreglar o reparar el lavavajillas.



como arreglar el lavavajillas



Averías más comunes en el lavavajillas y cómo arreglarlas


Vamos a tratar aquí algunas de las averías más comunes:

Si el lavavajillas no coge agua, lo primero que hay que verificar es que la toma de agua está correctamente abierta, parece una obviedad, pero muchas veces es algo tan sencillo lo que nos está causando el problema, hay que comprobar que la manguera esté en buenas condiciones y que no presente ningún pliegue que impida


que el agua entre, también deberemos limpiar el cajetín del detergente  y sus conductos para eliminar cualquier obstrucción.






Si lo que ocurre es justo lo contrario, que no desagüe, sería la manguera de evacuación la que habría que comprobar que no esté rota u obstruida.

Si nos consideramos un poquito manitas, otro de los problemas más comunes es que sea la electroválvula la que está dando el problema, habría que verificar que funciona correctamente y en caso necesario sustituirla por una  nueva.

Lo mismo ocurre si el fallo es del presostato o del programador. Para arreglar el lavavajillas hay que verificar cada pieza, probar a limpiarla y si eso no funciona sustituirla con el recambio adecuado, normalmente en las tiendas de reparación de electrodomésticos puedes encontrar los repuestos que necesites.





¿Tienes un lavavajillas electrónico?


En el caso de los lavavajillas electrónicos normalmente es el módulo eléctrico el que da el fallo (controla todas las funciones), tanto si es el módulo eléctrico el que falla,  como si es la placa electrónica, o la sonda con la que mide la temperatura, el lavavajillas no podrá calentar el agua.

La limpieza de los filtros es una tarea imprescindible para evitar averías. Un trozo de cristal que se cuele hacia el interior puede dejar nuestro lavavajillas inservible.





En todo caso un lavavajillas es un aparato conectado a la corriente que funciona con agua, así que antes de intentar cualquier reparación por nuestra cuenta, por nuestra seguridad, lo primero que hay que hacer es desenchufarlo y cerrar el paso de agua.

Como ves, es muy sencillo reparar el lavavajillas nosotros mismos. Solo necesitamos saber qué es lo que puede fallar en cada caso.

0 comentarios:

Publicar un comentario