jueves, 4 de febrero de 2016

RECETAS FÁCILES PARA SAN VALENTÍN


Para hoy os traemos unas deliciosas recetas de postres muy fáciles para que enamores en San Valentín.¡No te las puedes perder! Ñaaaaam.


Cupcakes red





Ingredientes:
1/2 taza de mantequilla (a temperatura ambiente)
1 1/2 tazas de azúcar
2 huevos
1 1/2 cucharaditas de bicarbonato de sodio o levadura en polvo
1 taza de leche
2 tazas de harina de trigo
1/3 taza de cacao en polvo
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
Unas gotas de colorante rojo


Preparación:

1. Pre-calentamos el horno a 180ºC. Engrasamos los moldes para los cupcakes, o preparamos los papeles de magdalenas en el molde para varios cupcakes.

2. En un bol batimos la mantequilla junto con el azúcar con una batidora de varillas hasta que quede una mezcla suave y blanquecina.

3. En otro bol mezclamos los huevos, la leche, el extracto de vainilla y el colorante rojo.Una vez hecho ésto, añadimos el bicarbonato de sodio o la levadura en polvo. Cuando esté bien mezclado todo, incorporamos poco a poco la harina, el cacao en polvo y la sal y removemos hasta que la mezcla sea totalmente homogénea.

4.Poner la masa en los moldes de cupcakes (3/4 partes, ya que la masa sube un poco de tamaño al hornear) y meter en el horno pre-calentado de 20 a 25 minutos aproximadamente.

5.Sacarlos del horno y dejar enfriar en una rejilla.

6.Cuando estén a temperatura ambiente, ponemos la mezcla de mantequilla y azúcar sobre ellos con una manga pastelera.

7. Podemos adornar por encima con virutas de chocolate, confeti de azúcar, o el acompañamiento que desees.

¡Listo!







Fresas con chocolate


Ingredientes:


1 tableta de chocolate con leche
1 tableta de chocolate blanco
500g de fresas


Preparación:

1.Coloca en dos boles diferentes los chocolates, y fúndelos al baño María.

2. Lava las fresas.

3. Moja las fresas en el chocolate con leche y déjalas enfriar en el frigorífico durante 10 minutos aproximadamente.

4. Haz la decoración que más te guste con el chocolate blanco y vuelve a meterlas en el frigorífico hasta que las vayáis a comer.

Nuestro consejo: Acompáñalas de una copa de champán.

¡Riquísimas!