viernes, 12 de septiembre de 2014

RECETAS DIVERTIDAS PARA LOS PEQUES Y NO TAN PEQUES


RECETAS DIVERTIDAS PARA LOS PEQUES Y NO TAN PEQUES



SANDWICH DE PESAS
¿Quieres preparar para los peques de la casa un sándwich fácil y diferente? Pues toma nota de estas divertidas pesas de jamón york y queso, que están riquísimas. Además, quedan muy muy bonitas. ¡¡No te pierdas la receta!!

Preparación

Coloca sobre la encimera de la cocina las rebanadas de pan de molde, y con la ayuda de un corta pastas en forma circular o un vaso, ve haciendo círculos con las 16 rebanadas. Déjalas reservadas.
Haz lo mismo con las lonchas de jamón york y las de queso.
Monta cada uno de los sándwiches y con la ayuda de la punta de un cuchillo, haz una incisión en el centro de cada sándwich.
Aprovecha esa incisión que has hecho para meter el palo de pan o pico de pan y únelo junto al otro sándwich.
¡¡Te quedarán unas pesas perfectas y deliciosas!!

CALABACÍN CRUJIENTE DE PARMESANO Y HIERBAS



El calabacín es un aperitivo perfecto para los peques de la casa. Para que se lo coman en un pis pás y sin rechistar vamos a preparar para comer unos aperitivos especiales de calabacín crujiente con queso parmesano. ¡¡Están deliciosos!!

Preparación

Pon a precalentar el horno a 180 grados.
Lava y seca el calabacín y córtalo en rodajitas de un dedo de grosor. Una vez las tengas déjalas reservadas. Cepilla cada una de las rodajas de calabacín con un poco de aceite de oliva.
En un plato mezcla el queso con las hierbas provenzales.
Espolvorea cada una de las rodajas de calabacín con la mezcla, y ponles por encima un poco de sal y pimienta.
Pon cada una de las rodajas de calabacín sobre una bandeja con papel para hornear y hornea unos 15 minutos a 180 grados.
Después pon el horno a gratinar durante unos 3-5 minutos más, hasta que el queso quede bien crujiente.

PIZZAS MEXICANAS ESPECIAL NIÑOS...¡¡ NO PICAN!!



Sabemos que la comida mexicana es característica por su sabor picante, y muchas veces este tipo de comida no pueden probarla los peques de la casa. Así que hoy hemos puesto las cartas sobre la mesa y hemos preparado unas minipizzas mexicanas que son perfectas para que los peques de la casa las puedan comer sin problemas. No pican y están decoradas con queso y con aceitunas negras. ¡Riquísimas!

Preparación

Pon a precalentar el horno a 180 grados, y utiliza una bandeja de molde para muffins para hacer las minipizzas. Rocía con un poco de aceite de oliva cada agujerito del molde, y coloca en cada agujero la tortita. Si ves que es muy grande para el agujerito, con la ayuda de un vaso o de un corta galletas, haz la forma de la minipizza.
Mientras, preparamos el relleno. Para ello, picamos la cebolla, los pimientos y la zanahoria muy picadito y en una sartén, ponemos una cucharada de aceite de oliva y rehogamos las verduras. Cuando estén hechas, añadimos salpimentada la carne picada y dejamos que se cocine.
Cuando la carne esté empezando a hacerse, le ponemos la salsa de tomate casera, bien la podemos hacer nosotros o comprarla ya hecha. Y dejamos que todo se mezcle y que se haga durante unos 10 minutos más.
Rellena cada una de las tortitas con la mezcla y pon encima de cada una de ellas un poco de queso cheddar y unas aceitunas negras para decorar.
Hornea las minipizzas durante unos 12-15 minutos a 180 grados hasta que veamos que el queso se derrite y se gratina. Una vez hechas, deja que se enfríen un poco y sácalas con cuidado del molde.
Sirve con un poco de guacamole casero y lechuga picada con tomate picadito, y ¡a disfrutarlas!

GOMINOLAS CASERAS DE FRUTAS



La gelatina es una muy buena opción como snack saludable, y más si las hacemos con zumo de frutas naturales. Elige el zumo que más le guste a tu niño. Yo te recomiendo el de naranja, manzana, piña,fresas y moras, ya que este tipo de frutas tienen bastante zumo.
Una vez que sabemos qué tipo de zumo vamos a usar, procederemos a buscar el molde. Lo mejor es que utilices moldes de silicona, porque te será mucho más fácil desmoldar cada una de las gelatinas después. Te servirán las típicas cubiteras de silicona con diferentes formas. Procura que cada uno de los cubículos no sean demasiado grandes para así hacer las golosinas más pequeñas.

Preparación

Empieza vertiendo el zumo de frutas en una cacerola pequeña junto al azúcar, (recuerda que el azúcar es opcional). Tras él espolvorea la gelatina sobre el zumo y deja que repose durante unos minuto. Pon la cacerola a fuego medio y ve removiendo hasta que la gelatina se disuelva completamente. Vierte la mezcla en una taza medidora que tenga pico para así poder ir rellenando cada uno de los moldes y deja que todo repose en el frigorífico durante al menos unos 20 minutos.
¡Ya tenemos nuestras golosinas listas!

0 comentarios:

Publicar un comentario