viernes, 29 de agosto de 2014

Los 8 mejores trucos para ahorrar energía en casa

Los ocho mejores trucos para ahorrar energía en casa




1. Frigorífico: Se lleva la friolera del 30,6% de la energía que consumimos en nuestros hogares y podría resultarnos casi imposible ahorrar en un electrodoméstico de primera necesidad como este, pero podemos hacerlo, y de manera sencilla. En primer lugar, debemos asegurarnos de que la nevera está plenas condiciones de funcionamiento, ya que su estado nos puede suponer hasta el 25% de la energía consumida. Acciones tan simples como no dejar la puerta abierta más tiempo del necesario, asegurarnos de que hemos cerrado bien la nevera o controlar que la temperatura es la adecuada aliviarán nuestro bolsillo.




Además, debes saber que introducir alimentos excesivamente calientes incrementa el  esfuerzo del frigorífico por enfriar y consume más. Otras acciones serán mantener el aparato en óptimas condiciones de funcionamiento (limpiar las bandejas, descongelarlo dos veces al año...) o, en el caso de estar pensando en comprar uno nuevo, fijarnos en el etiquetado energético (los clasificados con las letras A,B y C son de bajo consumo; D y E de consumo medio, mientras que las letras F y G implican frigoríficos de alto consumo energético).


2. Televisión: Supone un 12,2% de la energía. Ya sabrás que apagar el botón del televisor antes de ir a dormir (el dichoso «stand by») eleva el consumo de forma importante, pero aún hay muchos hogares que olvidan esta económica costumbre. Si no lo haces, no se tratará de un olvido tonto, sino caro: un televisor en «stand by» consumirá tanta energía apagado como un ordenador a pleno rendimiento. La televisión es otro de los aparatos eléctricos que más gastan, sobre todo por el elevado número de horas que permanecemos frente a la «caja tonta». 


 Está claro que ver menos la tele ahorra, pero si no puedes evitarlo, puedes llevar acabo acciones como bajar la iluminación para consumir menos. Además, si compras una televisión nueva deberías saber que aquellas que incorporan tecnología LED consumen un 25% menos que las LCD y hasta un 40% menos que las pantallas de plasma.


3. Lavadora: Consume un 11,8% de la energía. Trucos tan sencillos como no ponerla a media carga, sino llena, utilizar el programa de lavado en frío siempre que podamos y optar por ciclos de lavado cortos nos ayudará, además de a ahorrar energía, a consumir menos agua.



4. «Stand by»: El «stand by» se lleva más porcentaje de consumo eléctrico que enfriar nuestra casa durante los meses de verano. Como ya publicó ABC, una de cada doce facturas se va íntegra a través de este consumo muerto. Y no solo debemos pensar en el piloto rojo de la televisión cuando nos referimos a este concepto. Esta energía inútil y que tanto dinero nos supone al cabo del año se fuga también por los enchufes, las alargaderas y los ladrones. La función de «stand by» está presente en un buen número de productos, que permanecen conectados a la espera de recibir nuestras órdenes: aire acondicionado, ordenadores, cargadores, reproductores de audio, DVD...




5. Horno y vitrocerámicaAdquirir ciertas costumbres a la hora de cocinar también pueden salvar nuestra factura. En lo que a la vitrocerámica se refiere, debemos saber que cuanto más pequeño sea el recipiente utilizado menos energía consumiremos. También ahorraremos energía tapando los recipientes de cocción, apagando antes de tiempo ambos electrodomésticos para aprovecharnos del calor residual al finalizar la preparación, no abriendo la puerta del horno antes de acabar la cocción, utilizando recipientes de fondo grueso (reparten mejor el calor). Además, en la medida de lo posible es aconsejable utilizar el microondas para calentar la comida, pues este electrodoméstico requiere de menos tiempo para preparar los alimentos.





6. Lavavajillas: Es otro de los aparatos en los que debemos tener especialmente en cuenta el etiquetado de consumo energético. Consume un 6,1% de la energía y, para ahorrar, podemos llevar acciones similares a las utilizadas en la lavadora, como elegir programas cortos de lavado y con temperatura fría. Condición imprescindible es, evidentemente, cargar el aparato al máximo.



7. Ordenadores: Aunque es uno de los elementos que más nos acompañan en nuestra rutina diaria, seguro que no conoces ciertas costumbres que reducen el consumo de tu PC: bajar la iluminación, quitar el salvapantallas, apagar el ordenador si no lo utlizamos, no tener conectados aquellos periféricos que no utilicemos (impresora, escáner, altavoces...). Además, es importante que todos estén conectados en la misma regleta. En el caso de los ordenadores de mesa, recuerda apagar el monitor cada vez que te levantes.




8. Iluminación: Sobre todo en invierno, la iluminación de nuestra casa se lleva una parte importante del consumo eléctrico. Aprovecha siempre que puedas la iluminación natural, utiliza colores claros para tus paredes y cortinas (hacen que necesitemos menos iluminación artificial), instala reguladores de luz , utiliza bombillas de bajo consumo o led. En aquellos lugares de la casa en los que vayas a permanecer mucho tiempo, como por ejemplo la cocina, es recomendable emplear lámparas de tubos fluorescentes. Y, por favor, no dejes la luz encendida si no vas a estar en un determinado espacio.



Si te gustó compártelo con tus amigos en Facebook y/o Twitter







miércoles, 27 de agosto de 2014

Empresa reparación de electrodomésticos

“ Somos una empresa experimentada con una larga trayectoria dedicada principalmente a la reparación de electrodomésticos.
Trabajamos principalmente en la comunidad de Madrid ofreciendo servicio técnico de electrodomésticos a domicilio las 24 horas de día.
Aunque nos dedicamos a reparar electrodomésticos de las principales marcas, si tu marca no sale en el listado mostrado en la sección no te preocupes, llámanos igualmente al 91 22 77 546 o al 648 756 599 envíenos un mensaje a través de nuestro formulario de contacto detallándonos su problema y le atenderemos con la mayor brevedad posible. 

¿Preocupado por tener que tirar las cosas de su frigorífico? arreglos inmediatos de reparación frigoríficos Madrid, llámanos y le mandaremos un técnico especializado, servicio técnico electrodomésticos Madrid.





Reparación lavadoras Madrid en el menor tiempo posible, en reparación electrodomésticos Madrid le atenderemos en la mayor brevedad posible.Servicio técnico electrodomésticos Madrid.






Si su vitrocerámica se ha estropeado o tiene que cambiar algún repuesto no dude en contar con reparación electrodomésticos Madrid, piezas originales y servicio 100% garantizado.Servicio técnico electrodomésticos Madrid.




martes, 26 de agosto de 2014

TRUCOS PARA LIMPIAR EL HORNO

Trucos para limpiar el horno







Es muy importante saber cómo limpiar el horno para que esta labor no se convierta en un infierno constante. Será fundamental llevar a cabo la limpieza con frecuencia para evitar que se acumule suciedad y resulte más complicado mantener el horno limpio. En este artículo  queremos ofreceros algunos trucos para limpiar el horno que os ayudarán a hacer la tarea más llevadera.




El bicarbonato de sodio es un producto muy usado en la limpieza del hogar, ya que es capaz de eliminar la suciedad de una infinidad de superficies. De esta forma, también se usa como truco para limpiar el horno: prepara una mezcla de bicarbonato y agua y aplícala sobre las paredes del horno, poco después de haberlo apagado para que las superficies estén aun calientes. Deberás dejar reposar el bicarbonato durante un mínimo de una hora y media para que este actúe y retirarlo después con un paño con vinagre.





Otro consejo eficaz para la limpieza del horno es usar vinagre blanco para eliminar cualquier tipo de suciedad acumulada en este electrodoméstico. Su poder desengrasante te permitirá dejarlo bien limpio y brillante.
Se puede reducir con agua y siempre deberás enjuagar el horno con un paño limpio para que no queden restos de este producto. Encontrarás vinagre blanco en el supermercado junto con los productos de limpieza.





En caso de que en tu horno haya restos de comida requemada, será importante retirarlos a conciencia. Para ello, el mejor truco será usar una rasqueta para que se desprendan de las paredes del horno.
Es importante usar herramientas adecuadas para no rayar el horno y evitar que queden marcas imborrables. En los centros de bricolaje y ferreterías podrás encontrar rasquetas adecuadas para hornos.







Asimismo, resulta eficaz el truco de limpiar el horno en caliente y poder así retirar la suciedad más fácilmente. No se trata de llevar a cabo la limpieza del horno justo al apagarlo, sino que deberemos esperar el tiempo necesario para no quemarnos, pero sin que este se enfríe del todo.


www.tureparacionelectrodomesticosmadrid.com


lunes, 25 de agosto de 2014

Trucos para eliminar las manchas de tu ropa

Cómo quitar manchas en la ropa


Hoy os dejamos trucos para eliminar las manchas de la ropa.

Descubrir que nuestra prenda favorita se ha manchado es una situación bastante frecuente, y es claro que no deseas tirar a la basura esa camiseta  o el par de pantalones que mejor te quedan, por eso resulta importante saber como resolver este problema domésticoy es que cada mancha debe recibir un tratamiento diferente. Ya no hace falta correr a la tintorería en búsqueda de ayuda, aquí te damos algunos trucos para eliminar las manchas más comunes en la ropa en casa.

















Mientras comemos podemos ensuciar nuestra ropa con aceite o grasa, si la mancha es reciente basta aplicar un poco de talco, dejar secar y luego limpiar con un cepillo, agua y detergente. Si la mancha se secó y tiene algún tiempo remoja la prenda toda la noche en una mezcla de vinagre en su mayoría con agua, luego lava la zona con jabón o en tu lavadora.




















El café es uno de los grandes enemigos de nuestra ropa, pero mezclando alcohol con vinagre blanco y agua obtendrás un líquido que al aplicarlo sobre el área afectada te ayudará a desaparecer su huella. La yema de huevo también es eficaz en ropa blanca y tejidos como la lana, aplícala y lava la prenda.















El delicioso chocolate es el adversario de quien lava la ropa de los niños, cuando se tope en tu camino, aplica agua carbonatada en la mancha, si es algo antigua conviene dejar la prenda remojar unas horas en agua muy caliente con jabón.

























Si el lápiz labial ha quedado en alguna de tus prendas puedes frotar la mancha con tiza blanca, vaselina o con crema dental clásica blanca y el problema desaparecerá . Cuando se trata de otro tipo de maquillaje como el rubor puedes aplicar detergente de platos en el lugar, limpiar con champú o remojar en una mezcla de agua con limón.













El moho, especial enemigo de los abrigos, puede ser un gran problema, sobre todo cuando se trata de una prenda nueva pero con poco uso. Primero deja la pieza al aire libre durante un día, luego debes sumergirla en una mezcla de agua, limón y bicarbonato o en leche recién hervida.
























Usualmente al teñirse el cabello se acostumbra usar una prenda vieja, pero si el tinte para el cabello ha dejado su huella en un lugar no deseado hay varias soluciones. Si se trata de un tinte a base de agua y la mancha es reciente aplica el champú del tinte sobre ella, si se ha secado puedes aplicar detergente en spray para limpiar los baños.

















Las salsas son una pesadilla cuando caen en nuestra ropa, para eliminarlas mezcla agua fría con detergente de platos y deja la prenda remojar durante algunas horas, luego lava normalmente.
























El esmalte de uñas también daña nuestra ropa, si ha caído en alguna prenda evita usar el removedor de esmalte, pues puede hacer que la pintura se extienda más, usa aceite de oliva pero sólo en el lugar afectado. 




















Si te han gustado éstos trucos compártelo en Facebook y/o Twitter .



jueves, 21 de agosto de 2014

Trucos para conservar la comida y ahorrar

10 trucos para conservar mejor los alimentos

Este artículo nace de algunos debate sobre cómo debemos colocar los
 alimentos en la nevera, como se mantienen mejor y cómo hacer para
 que no se echen a perder. Y, ahora en tiempos de crisis más que nunca,
 debemos unir nuestros conocimientos y trucos de ahorro para conseguir
 el mayor rendimiento de los productos y bienes que tenemos y adquirimos
. Por ello, aquí os dejamos 10 trucos de cocina para no tirar la comida,
 para conservarla en su mejor expresión y... ¡¡Ahorrar!!





1. ¿Habíamos pensado hacer un guiso y al final no? ¡¡La verdura se 
congela!! Existen muchos trucos para congelar verduras y vegetales,
 podemos cortarlos y ya tenerlos listos para raciones individuales o 
incluso para preparar más rápido el guiso o potaje cuándo 
vaya a darse la ocasión. También podemos congelar las verduras ya 
cocidas en tuppers.



2. ¿Se os hacen feos los ajos? En ocasiones del calor y la humedad
 los ajos se ponen amarillos y desprenden un olor muy intenso pudiendo estar
 incluso en mal estado. Cómo los ajos los compramos por cabezas, cuándo no 
consumimos mucho ajo en casa, una forma de mantener los ajos es: Pelándolos
 y guardándolos en un bote hermético en la nevera o, meter los ajos limpios y 
pelados en un bote con aceite.




3. La lechuga no aguanta mucho fresca y bonita, por eso lo mejor es envolverla en papel de periódico y...¡a la nevera! El papel de periódico evitará que la hoja de lechuga se poche como consecuencia del agua, la humedad y temperatura de la nevera. También es conveniente guardarla en el cajón de la nevera, no en cualquier espacio del frigorífico.




4. El pan de molde que compramos en paquete es conveniente guardarlo en la nevera, sobretodo si en casa no somos muchos y no queremos que las lonchas queden secas, duras o se florezcan. El pan de molde dura más tiempo en la nevera.





5. Sal vs humedad... ¡¡Enemigos!! Cuándo la sal la dejamos abierta en un lugar húmedo se hacen piedras de sal y pierde parte de sus características propias. Por ello, lo ideal para conservar la sal es ponerla en un cuenco con arroz, sólo con un poco de arroz. El arroz empapa la humedad y protegerá a la sal contra esta.






6. Sobras de salsa de tomate, mahonesa, alioli caseros y... muchas más salsas que sobras después de cocinarlas. ¿Cómo hacer que duren más tiempo las salsas? Cuándo preparamos salsas caseras lo ideal es guardarlas en frascos de cristal para que los alimentos mantengan mejor sus propiedades.




7. ¿Cómo guardar la fruta en la nevera? Hay un mito que dice que la fruta hay que lavarla antes de guardarla... Eso no funciona, pues elimina capas protectoras de la fruta además de humedecerla, lo que supondrá una maduración mucho más rápida. Lo ideal es guardar la fruta tal cuál la traemos del mercado y lavarla justo antes de tomarla.





8. Se ha quedado un paquete de cereales blando... ¡¡No se tira!! ¡¡LOS SALVAMOS!! Los cereales se reblandecen muy rápido si la caja y plástico del envase no están bien cerrados, por eso, cuándo tengamos cerales blandos lo que hacemos es ponerlos en un cuenco apto para el horno a 100ºC y tapados con papale de aluminio 1 - 2 minutos... de nuevo... ¡¡CRUJIENTES!!



9. ¿Cestas de patatas y cebollas? ¡¡ERROR!! las cebollas estropean las patatas en cuanto entran en contacto, convirtiendo la patata en blanda y arrugada. Lo ideal es guardar las cebollas separadas de las patatas y suprimir el típico carro o cajón de patatas y cebollas tradicional en las casas.


10. Magdalenas y bollería reseca. Para evitar que las galletas y las magdalenas, bizcochos... se sequen y queden duros o blandos lo ideal es guardarlo en una caja de metal y en el fondo poner una servilleta de papel.



www.tureparacionelectrodomesticosmadrid.com